Un 23 Febrero, por casualidad y porque el destino sabía que llegarías a comer con Amparito, unas ricas tortas en Tortapas.
  25 Ene '08. Jorge sorprendió a Mariana, con una comida que él mismo se esmeró en preparar... Mientras reali-zaban la masa de la pasta, desapareció unos segundos para prepararlo todo.

Unos minutos después, se colocó detrás de Mariana y le dijo "¿Te casarías conmigo?", sin imaginarse que al voltear lo encontraría con el anillo de compromiso. Tal fue la emoción, que ella no podía ni hablar... hasta el hambre se le fue y minutos después pudo decir felizmente "Sí quiero".